APRAMP: Iniciativas de prevención y apoyo en el mundo de la prostitución

La Asociación para la Reinserción y atención de la mujer prostituida (APRAMP) ofrece un servicio integral para la atención de mujeres en situación de prostitución. Trabajando a través de programas y servicios con la filosofía de que se adapten y flexibilicen a cada una de las circunstancias. Desarrollando la actividad desde las áreas de: acción preventiva, asistencia y apoyo y reinserción.
Objetivos
  • Los logros (preventivos, rehabilitadores o de reinserción) conseguidos con cada persona.
  • El refuerzo de la red de “contención” del daño causado por esta práctica social, con una presencia abierta que no descuide la sensibilización social y la denuncia pero que suponga un referente de apoyo.
¿En qué consiste esta Buena Práctica?
Desarrollan su actividad en tres áreas:
  • La acción preventiva
  • La acción asistencial y de apoyo
  • La actuación facilitadora de la reinserción
Programas
  • De detección
    • Del mayor número de mujeres prostituidas en Madrid, contacto y conocimiento de la situación.
    • De detección y acercamiento a otros colectivos que ejercen la prostitución: homosexuales, “chaperos”, travestidos y transexuales.
  • Atención social, psicológica y asesoría jurídica a cuantas personas lo solicitan
    • Apoyo Social.
    • El Apoyo Psicológico se realiza en atención individualizada.
    • El Servicio de Asesoría Jurídica.
  • Prevención
    • Prevención de la prostitución en especial con tres grupos poblacionales: mujeres jóvenes; inmigrantes; y con mujeres con problemas de consumo de drogas.
    • Prevención del mayor deterioro y marginación de las mujeres que están ejerciendo la prostitución en condiciones de especial dificultad. Con especial énfasis en mujeres: mayores; con conflictos o crisis personales o de convivencia; consumidoras de drogas; problemas de ludopatía; con diagnóstico de enfermedad o trastorno mental.
    • Prevención de riesgos de: contracción y transmisión de enfermedades, consumo de drogas, abandono de hijas e hijos, agresiones.
  • Integración. Ser una persona “integrada” supone ser una persona activa y consciente, capaz de dar respuestas a su propia situación y la del entorno.
  • Reinserción. Aportar elementos de estabilidad y arraigo. Se trata de ofrecer alternativas de inserción social y laboral que les permita dejar el medio en el que viven:
    • Intermediando en el acceso a viviendas de alquiler, respaldando experiencias de vivienda compartida y ayudando a conseguir una buena gestión doméstica y económica.
    • Favoreciendo la vuelta al contexto de origen.
    • Capacitando para el empleo.
    • Promoción de la participación de las personas que ejercen la prostitución en la resolución de los problemas de su colectivo.
    • Promoción de la participación social: las personas que participan voluntariamente en APRAMP refuerzan las actividades programadas y realizan funciones de acompañamiento.
Servicios
  • Centro de acogida. Es el elemento aglutinador y coordinador de todas las actividades que se realizan desde APRAMP. En éste se acoge a toda persona que acude, sin necesidad de cita previa, demandando información o ayuda. La atención es continuada, de 10 a 19 horas, de lunes a sábado. En este servicio se presta atención integral, social, psicológica tanto grupal como individual. También se ofrece asesoría jurídica.
  • Unidad móvil. Se puso en marcha en 1991 con el fin de establecer contacto en aquellos espacios donde se ejerce la prostitución. Permite llevar a cabo campañas de prevención de enfermedades de transmisión sexual y de transmisión por vía intravenosa. Campañas de un alto nivel de efectividad porque se hacen desde el contacto directo y repetido, estableciendo un diálogo y aprovechando al máximo la propia capacidad del colectivo para transmitir información y crear “estado de opinión y sensibilización”. También posibilita conocer directamente las situaciones sanitarias, psicológicas y sociales graves o de alto riesgo y poner en contacto a las personas con los recursos adecuados.
  • Piso de estancias breves. Procura alojamiento provisional a mujeres con o sin hijos, que ejerciendo la prostitución viven en una situación de especial dificultad personal o convivencial, en espera de poder acceder a alternativas más estables.
  • Piso de reinserción. Pretende ser el apoyo residencial en primera instancia en las decisiones de abandono de la prostitución y/o drogodependencia. La estancia se prolonga dependiendo del caso. Permite trabajar los hábitos y actitudes favorables para la convivencia, lo que las prepara para acceder a otro tipo de recursos como las viviendas compartidas. Se prioriza el apoyo para encontrar salidas laborales.
  • Cursos y talleres formativos. Con tres niveles: Básico, formación prelaboral y capacitación para el empleo.
  • Empresa de inserción de reciclado de Tonner. Tras un periodo de capacitación y posterior selección, trabajan actualmente 20 personas en distintos turnos con contrato laboral.
  • Tienda APRAMP En ella se comercializan los productos realizados en los talleres de formación y en la empresa de reinserción. Ha significado la creación de puestos de trabajo y permiten la realización de prácticas de las personas que han participado en los cursos de formación relacionados con el comercio y el marketing.

Elementos para la consideración como una Buena Práctica

APRAMP presentó elementos innovadores de atención integral a personas víctimas de trata con fines de explotación sexual. Desde la detección hasta el ofrecimiento de recursos laborales para la obtención o mejora de la empleabilidad. Además, de programas destinados a visibilizar el número de mujeres en situación de trata con fines de explotación sexual.

 

Si te interesa este contenido, ¡compártelo!