Atención a víctimas sobrevivientes de violencia sexual. Lecciones Aprendidas y Buenas Prácticas desarrolladas en los servicios de salud de cuatro países de América Latina: Bolivia, Brasil, Costa Rica y México

  • Países donde se desarrolla: América Latina
  • Ámbitos: latino, de otras zonas geográficas
  • Año de inicio: 2012
  • Promovido por:

    Ipas Centroamérica

    Managua, Nicaragua. Apartado Postal # 1833.

    informacion@ipas.org

    http://www.ipas.org

  • Organizaciones asociadas:

    Ipas. Armonie. UNFPA (Fondo de Población de las Naciones Unidas). AECID (Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo)

Las ONGs Iapas y Armonie, con el apoyo de AECID y UNFPA, presentan este informe con las conclusiones de un estudio comparativo sobre la atención a víctimas y sobrevivientes de violencia sexual en cuatro países de América Latina. Recopilando las buenas prácticas desarrolladas y marcando una hoja de ruta con recomendaciones para implementar mejoras en la atención sanitaria, jurídica y social de las víctimas y sobrevivientes.

El informe reúne estudios locales desarrollados en Bolivia, Brasil, Costa Rica y México. Primero realiza una aproximación contextual a los países estudiados y expone el problema de la violencia sexual siguiendo las referencias de la Organización Mundial de la Salud. Posteriormente elabora un análisis crítico de la legislación y de la atención sanitaria de cada país visibilizando las carencias y apoyando los avances positivos, así como las buenas prácticas, encaminados hacia la protección de las víctimas y sobrevivientes a la violencia sexual que se están desarrollando, como por ejemplo el reconocimiento global de la violencia sexual como un problema de salud pública que necesita una atención específica en los servicios de salud.

Dentro de las buenas prácticas detectadas, resalta el reconocimiento a las asociaciones de mujeres y ONGs quienes, a través de sus reivindicaciones, han logrado visibilizar e integrar la violencia sexual como un problema de interés político, público y de salud. Recomendando para el futuro la construcción de alianzas entre los sectores públicos y las ONGs.

Es positivo encontrar que en los cuatro países se han creado servicios especializados para la atención de las víctimas, tanto en el sector de la justicia como en el de la salud, promoviendo una atención integral. Además, en el área de la salud se han desarrollado protocolos y un marco normativo que regula la atención sanitaria mejorando la calidad de los servicios en concordancia con las recomendaciones de la OMS.

Finalmente compila los principales desafíos pendientes por área: legislación y justicia, salud, y la academia.

Es un informe sumamente útil para quien desee aproximarse al problema de la violencia sexual en América Latina y conocer actuaciones y referentes sanitarios de buenas prácticas. Por otra parte supone un marco para la fundamentación de futuros proyectos en otros países de América Latina, en el contexto de la atención a las víctimas y sobrevivientes de violencia sexual, con el fin de erradicar esta violencia que supone un atentado contra los derechos humanos.

Accede al documento

Si te interesa este contenido, ¡compártelo!