Campaña “¿Y si aprendemos a amar bien?”

  • Países donde se desarrolla: Islas Baleares
  • Ámbitos: autonómico, estatal,
  • Año de inicio: 2019
  • Promovido por:

    Gobierno de las Islas Baleares.

    C/ de Sant Pere, 7 - 07012 Palma

    971176600

    https://www.caib.es/govern/index.do?lang=es

  • Organizaciones asociadas:

    Institut Balear de la Dona

Objetivo:

Prevenir los comportamientos machistas en las relaciones de noviazgo de la población joven y adolescente, dando especial importancia al uso de las redes sociales.

Metodología:

El Gobierno de las Islas Baleares ha presentado la campaña audiovisual "I si aprenem a estimar bé?" (¿Y si aprendemos a amar bien?) contra la violencia machista con motivo del 25 de noviembre, Día Internacional por la Eliminación de las Violencias hacia las Mujeres.

Esta campaña también será difundida en formatos impreso y sonoro, para los cuales el Govern ha diseñado una campaña específica. Los vídeos se distribuirán a través de medios digitales, televisión, radio y redes sociales.  Está dirigida a la población adolescente y joven de las Islas, que sigue reproduciendo comportamientos machistas tales como el control a través del teléfono móvil, incluyendo un aumento de los delitos de naturaleza sexual de un 20% en la primera mitad de 2019.

El vídeo que resulta de la campaña busca denunciar algunos productos sociales como las letras de las canciones machistas, o la idea romántica del amor proyectada desde la mayoría de películas donde priman elementos nocivos como los celos.

El contenido creativo de la campaña ha sido creado por el equipo de comunicación del Ejecutivo autonómico. Esta iniciativa se enmarca en un conjunto de acciones que el Gobierno de las Islas Baleares está llevando a cabo en materia de violencia machista, entre las que se incluyen acciones de prevención en institutos y escuelas.

Elementos para la consideración como Buena Práctica:

Esta campaña es considerada como una Buena Práctica contra la violencia de género por varios motivos. En primer lugar, se dirige a una población especialmente sensible que empieza a configurar su identidad y a establecer sus primeras relaciones de noviazgo: la población adolescente y joven.

En consonancia con lo anterior, destacamos de forma positiva el código y medio utilizado para ello, cercano y cotidiano para los y las adolescentes. Con ello no solo se huye del paternalismo a veces común en las campañas, sino que se facilita el impacto de la misma y se otorga un papel positivo a las redes sociales que, con frecuencia, son utilizadas para perpetuar la violencia hacia las mujeres.

Por otro lado, que la propia población destinataria sea partícipe y protagonista de la campaña favorece la identificación entre ambas.

Si te interesa este contenido, ¡compártelo!