Centro de Atención, Recuperación y Reinserción de Mujeres Maltratadas

  • Países donde se desarrolla: España
  • Ámbitos: estatal, de ONGs,
  • Año de inicio: 1991
  • Promovido por:

    Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas

    C/ Santa Engracia, 128 Bajo B. 28003 Madrid

    914418555

    fedmujeres@retamail.es

    http://www.separadasydivorciadas.org

Desde 1991 está en funcionamiento el primer Centro de Recuperación Integral para mujeres y niños/as víctimas de la violencia de género en el que cada mujer puede acudir con su hijos/as y durante 18 meses.
 
La expresión "malos tratos" es insuficiente para definir la violencia que padecen las mujeres en sus relaciones de pareja, porque se queda corta a la hora de explicar el fenómeno específico de la violencia sexista en cuanto a su origen y consecuencias, ya que la calificación se reduce a manifestaciones de violencia doméstica que nos sirven para descubrir el estado devastador y la situación de terror que viven las víctimas. Consideran que se trata de un terrorismo sexista que como cualquier otro, político, racista, religioso, etc. se sustenta en un contexto ideológico, que en el caso del terrorismo masculino hacia las mujeres tiene su soporte en la propia estructura de la sociedad a causa del sistema patriarcal que secularmente la configura y del cual surgieron toda clase de estereotipos culturales en los que se inspiraron los roles sexistas, encargados de propiciar una socialización dispar y asimétrica entre los seres humanos.
 
 
En términos generales el 80% de las mujeres que ingresan en el Centro responden a un colectivo muy desestructurado por la violencia vivida desde la infancia en sus familias de origen, con escasos valores normativos, conductas de desarraigo, pasividad, etc., que han de ser contempladas en un espacio de Tratamiento Básico para que pueda prender la motivación, tanto al cambio de actitudes, a la formación y al empleo, como a otros objetivos del Programa.
 
El Tratamiento Básico se centra, fundamentalmente, en el aprendizaje de hábitos, terapia motivacional individual y colectiva, educación en valores democráticos basados en la igualdad, profundizando en la ética social, descubrimiento de habilidades, vocación para orientar su formación, etc., y su duración dependerá de los déficits manifestados.
 
El Tratamiento Básico supone el punto de partida del programa que recibe cada mujer. Es de gran importancia que este primer tratamiento o fase inicial sea ajustado al perfil subjetivo de la usuaria para el éxito de fases sucesivas.
 
La atención básica al colectivo que se encuentra en los más bajos escalones de desigualdad, es condición ineludible para su posible promoción, ya que es previo a cualquier diseño de reinserción el compartir los valores sobre los que construye el proyecto de vida de los afectados, por eso en aquellas mujeres que presentan una mayor desestructuración, el tratamiento básico ha de incidir con más profundidad, personalización y tiempo de dedicación técnica.
 
El Programa del Centro de Recuperación Integral para mujeres y niños/as víctimas de la violencia de género viene presentado de la siguiente manera:
  • PROGRAMA MARCO. Establece los principios sobre los que se realiza la actuación, la población a que va destinada, los objetivos generales del programa y las características de esta intervención.
  • PROGRAMA DE LAS AREAS DE TRABAJO. Las áreas intervinientes son: Psicología, Trabajo Social, Jurídica, Formación y Convivencia. Cada una de ellas delimita sus contenidos, los objetivos específicos, la metodología y técnicas utilizadas, los recursos con los que cuenta y la temporalización de la aplicación.
  • DOCUMENTO DE EVALUACIÓN (Valoración técnica del proyecto).
PRESTACIONES:
1. SERVICIO DE ATENCIÓN INTEGRAL en Régimen residencial para mujeres que hayan roto con una situación de maltrato, con el consecuente abandono del hogar.
 
El Servicio Integral se realiza mediante las siguientes ofertas:
  • Alojamiento y manutención para las mujeres y sus hijos e hijas
  • Tratamiento multidisciplinar específico para la superación de los déficits de causa y/o efecto del maltrato, mediante la intervención de las siguientes áreas de trabajo, siguiendo los programas de trabajo de cada una de ellas:
      • Área Jurídica
      • Área Psicológica
      • Área de Trabajo Social
      • Área de Formación
      • Área de Convivencia
El tratamiento multidisciplinar se realiza mediante el programa específico, en tres fases:
      • Inicial o básica
      • Media
      • Final
La duración y contenido de cada fase es subjetiva ya que las necesidades que las usuarias plantean son diferenciales por cada una de las áreas. Por tanto puede prolongarse una fase en un área y haber sido superada en otra. Al proceso global se le denomina Itinerario de Reinserción, entendiéndolo como el camino que ha de recorrer una mujer desde su punto de partida con distintos déficits hasta el logro de su autonomía y de su inserción social.
  • Acercamiento a las usuarias de los recursos establecidos por los sistemas públicos de protección social (Justicia, Empleo, Sanidad, Educación, Vivienda, Servicios Sociales, Seguridad y planes o programas sociales dirigidos a las mujeres).
2. SERVICIO DE ATENCIÓN AMBULATORIA dirigido a mujeres que hayan residido en el Centro de Recuperación Integral para mujeres y niños/as víctimas de la violencia de género y quieran completar su tratamiento una vez producida la inserción. Este servicio se integra con todas las actividades realizadas para residentes, con la salvedad de las de estricta convivencia interna.
 
El Servicio Ambulatorio permite ofrecer una vía eficaz para obtener una fluida relación social de las residentes con las personas de la localidad, así como una mayor rentabilidad social del Centro.
 
3. TRIPLE INTERVENCIÓN DE LA VIOLENCIA FAMILIAR que afecta a mujeres y a niños/as.
Se considera más adecuado valorar la prevención en función de la temporalidad ya que el programa tiene unos límites definidos de duración, y no siguiendo la clasificación clásica en sus tres niveles: primaria, secundaria y terciaria.Así:
  • Incidencia inmediata: prevención del deterioro psíquico y social que acontece en las mujeres y en sus madres e hijas.
  • Incidencia a medio plazo: prevención del aprendizaje sexista de roles en los hijos e hijas de estas mujeres ligado al binomio varón /maltratador- mujer /víctima.
  • Incidencia a largo plazo: Actuaciones diversas de sensibilización social, apertura de canales de información permanente y establecimiento de estructuras de detección y denuncia de malos tratos.
Es de especial interés en este apartado el desenmascaramiento de datos de la violencia ejercida sobre niños/as por cuanto implica de preventivo tanto en la futura asunción de roles, como en los deterioros personales de cara a su vida adulta.
 
4. INVESTIGACIÓN. La investigación se referirá exclusivamente a disciplinas susceptibles de
metodología científica y campo de trabajo propio, como es el caso de la psicología y la sociología.
 
5. CONTROL DE GESTION INTERNA
 
6. EVALUACIÓN / INDICADORES
  • Macroindicadores de implantación del proyecto del Centro
  • Indicadores de medición sistemática de los objetivos específicos del programa
  • Proceso de toma de decisiones
  • Análisis de consecuencias imprevistas
  • Valoración cualitativa/ cuantitativa del producto obtenido.
En resumen, se trata de un recurso que orienta sus objetivos a la intervención integral, proporcionando, además del acogimiento, un extenso programa estructurado en cinco áreas de trabajo: jurídica, psicológica, formativa, trabajo social y convivencia, con el propósito de mejorar cualitativamente los recursos propios con que la mujer ha de enfrentarse a una vida independiente con un nuevo bagaje adquirido a través de un programa técnico.
 
Esto significa dotar a las mujeres que llegan al Centro de la formación profesional adecuada y facilitarles el acceso al empleo, la adquisición de habilidades sociales, el equilibrio psicológico, ideologización, sensibilidad y solidaridad social, autosuficiencia económica, etc.
 
Se realiza el necesario apoyo a los y las hijos/as, víctimas también de la violencia familiar vivida, con el doble objetivo de realizar atención directa a las secuelas del maltrato y prevenir el aprendizaje imitativo de los roles maltratador/víctima.
 
Si te interesa este contenido, ¡compártelo!