One Billion Rising: Rise for Revolution (‘Un billon de pie: Levántate para la revolución’)

  • Países donde se desarrolla: Colombia, Congo, Croacia, Eslovenia, Estados Unidos, las Filipinas, Finlandia, Gambia, Grecia, Guatemala, Haití, Hon, India, Irak, Italia, Kenia, Maldivos, Macedonia,, México, Montenegro, Nepal, Nigeria, Pakistán, Palestina, Perú, Reino Unido, Rumania,
  • Ámbitos: de ONGs,
  • Año de inicio: 2012
  • Promovido por:

    V-Day

    212-645-8329

    obr@onebillionrising.org

    http://onebillionrising.org

  • Organizaciones asociadas:

    Feminist.com

Objetivos One Billion Rising es una campaña internacional con sucursales por todo el mundo que organiza actividades artísticas el 14 de febrero – Día de San Valentín – para despertar conciencia sobre la violencia de género. El nombre hace referencia a la estadística de que una de cada tres mujeres es golpeada o violada durante su vida, que es igual a más de un billón de mujeres y niñas abusadas. Personas de todo el mundo utilizan  la danza el 14 de Febrero, simbolizando la libertad y la mujer tomando el control de su propio cuerpo, para expresar la rabia contra estas injusticias sociales. Por tanto la campaña que se realiza de forma anual, no solo pretende visibilizar la violencia de género, sino también las injusticias a las que las víctimas tienen que hacer frente, creando conciencia social al respecto, y utilizando la danza como herramienta. Metodología  Aunque el Día de San Valentín es el día culminante de acción mundial de la campaña, las delegaciones están activas durante todo el año, realizando varios proyectos creativos e instructivos sobre la violencia en sus países. En Suazilandia, por ejemplo, organizaron una marcha para la implementación de legislación contra los delitos sexuales y la violencia doméstica. Otros recursos para empoderar y educar que han empleados las campañas internacionales, han incluido fotografía, cine, poesía, teatro, pancartas, manualidades, arte callejero y percusión. La campaña que empezó en 2012 con una llamada a la acción debido a las alarmantes estadísticas, continuó con One Billion Rising en 2013 y luego se centró en la justicia como One Billion Rising for Justice en 2014. Ese año tomó importancia el enfoque en la justicia para las supervivientes, y en la impunidad que reina en determinados sectores de la sociedad. La ‘revolución’ hace referencia a la expansión de la campaña para incluir más grupos de mujeres marginadas, así como una radicalización de sus actividades creativas para conseguir atención, apoyo y cambio internacional. En 2015 más de 200 países se unieron para Rise por REVOLUTION, intentando cambiar la perspectiva social de forma que se fomentase una conciencia donde la violencia no tuviese cabida. En 2016 el tema de la 'revolución'  puso el foco en las mujeres más marginadas socialmente. En 2017 la campaña tuvo una escalada con Rise in Solidarity. Ese año la campaña puso de manifiesto la importancia de la explotación de las mujeres, el tráfico y la trata con fines de explotación sexual o con fines de trabajo esclavo, o  la deshumanización y mercantilización de las mujeres, de nuevo con especial énfasis en las mujeres en una mayor situación de vulnerabilidad. En 2018 se retomó la temática de 'solidaridad' con su lema 'Levántate, resiste, únete'. En 2019, una vez más, OBR está programado para escalar AUMENTOS contra todas las formas de violencia contra las mujeres, incluida una resistencia creciente contra los sistemas que causan otras formas de violencia: imperialismo, fascismo, racismo, capitalismo y neoliberalismo. y continuará destacando dónde se interconectan todos estos problemas. Muchas de las delegaciones han integrado enfoques adicionales en su programa contra la violencia, como la campaña de India, la cual se centra en el calentamiento global, o la de Italia, que aborda la crisis de las personas refugiadas. Elementos para la consideración como Buena Práctica Es muy interesante este tipo de campañas y actividades, ya que además de despertar la conciencia colectiva, muchas de las campañas han logrado cambios concretos en la lucha contra la violencia de género. Por ejemplo, los esfuerzos en México promovieron un Decreto contra la Trata de mujeres y niñas, mientras que el gobierno guatemalteco aprobó dos decretos que protegen a las niñas contra el matrimonio infantil y califican como violación fecundar a una niña que tiene menos de 15 años. Triunfos como estos inspiran a todas las delegaciones mundiales para seguir con sus campañas y conseguir cambiar paulatinamente la sociedad en la que vivimos.
Si te interesa este contenido, ¡compártelo!