Zapatos Rojos. Arte Público

  • Ámbitos: estatal, europeo,latino,
  • Año de inicio: 2009
  • Promovido por:

    Elina Chauvet

    elinachauvet@hotmail.com

    https://zapatosrojosartepublico.wordpress.com/ http://www.facebook.com/elina.chauvet.1

Objetivo El proyecto “Zapatos Rojos es una representación del arte y la memoria colectiva, que surge como denuncia al silencio que se establece social y culturalmente cuando se dan casos de asesinato o desaparición de cientos de mujeres en Ciudad Juárez, y trata de poner fin a la violencia contra las mismas. Esta iniciativa conceptualiza y trata de sensibilizar a la población acerca de la violencia de género que sufren diariamente mujeres. Metodología Zapatos Rojos, ante todo, es una llamada dirigida a los pueblos y la ciudadanía para expresar su solidaridad con las mujeres de todo el mundo que han sufrido violencia, para las mujeres asesinadas o secuestradas y que son imposibles de rastrear. En particular, el proyecto se refiere a la situación en Ciudad Juárez, la ciudad fronteriza del norte de México, donde, desde 1993, miles de mujeres han sido secuestradas, violadas y asesinadas. A partir de Ciudad Juárez, el proyecto se dirigió a otras ciudades de todo el mundo, llegando por primera vez a Europa en el año 2009.  Trata de sensibilizar a través del establecimiento en la calle de cientos de pares de zapatos pintados de rojo, cada par representa a una mujer, un rastro de violencia, y su trayectoria se dibuja en el suelo como una ruta a través de la que marchan esas mujeres ausentes. Cada realización de Zapatos Rojos, consiste en un largo proceso que implica la activación de una red de instituciones, asociaciones y personas que participan en la colección de zapatos, y con ello la difusión del mensaje que la marcha de Zapatos Rojos pretende. Elementos para la consideración como Buena Práctica Este proyecto, utiliza el arte como instrumento de sensibilización, a través de visibilizar el dolor y la violencia a la que las mujeres están sometidas de forma sistemática. De esta forma, al trasladar a la calle la problemática, se favorece la reflexión de la población y posteriormente, su debate. Además, favorece la participación de la gente, que puede colaborar donando zapatos rojos o yendo a pintarlos en el lugar donde se instale
Si te interesa este contenido, ¡compártelo!